18 may. 2012

Grand Prix - Parte 5

El Campeonato del Mundo de 1952 se disputa utilizando autos de Formula 2 de 2 litros o de 500 c.c. sobrecargados.
Fangio se ve imposibilitado de defender su corona debido a una lesión de cuello que sufrió en una carrera fuera del Mundial disputada en Monza. En su ausencia es Ascari el que triunfa, anotándose la victoria en todas las carreras en las que participa.


La noticia del año es el debut del equipo inglés Cooper-Bristol y su conductor Mike Hawthorn, que lo hace tan bien que es contratado por Ferrari el siguiente año, emulando los pasos de Richard Seaman que en 1937 había sido contratado por un equipo no británico, Mercedes. Hawthorne se siente cuestionado por parte de la gente del mundo del automovilismo, que creen que su salto a Ferrari es prematuro. A lo largo del campeonato de 1953 les contestaría, anotándose una gran victoria en el GP de Francia disputado en Reims, imponiéndose a los pilotos más grandes de la historia según algunos entendidos.
El título mundial va a parar a Ascari imponiéndose en 5 de las 9 carreras que lo componían.

En el Mundial de 1954 el cambio de normativa favorece la entrada de nuevos autos. Entre ellos el Lancia D50 diseñado por el ingeniero Vittorio Jano.
Los principales equipos seguían siendo Maserati y Ferrari, que hasta la entrada del Mercedes W196 en la tercera carrera del Mundial, dominaban las carreras.

 Lancia D50

Juan Manuel Fangio al volante de un Maserati ganó las dos primeras carreras del campeonato (Argentina y Bélgica) y Alfred Neubauer, dando un golpe de efecto, le fichó para su equipo. Mercedes, con un sublime Fangio, se llevó las carreras de Francia, Alemania, Suiza e Italia y se proclama Campeón del Mundo, mientras Hawthorne sólo consigue ganar el GP de España, el último del año, con Ferrari.