21 ene. 2010

Luigi Fagioli

Luigi Fagioli nació el 9 de junio de 1898 en Osimo (este de Italia).
A los 20 años tenía un cuerpo fuerte y atlético, dedicándose primero al fútbol y después al boxeo.
Atraído por el mundo del motor, comenzó a montar en motocicleta. Se inició con una Borgo y más tarde corrió con una SAAR, con suerte dispar.
Durante la Copa Collina Pistoiese sufre un terrible accidente y decide cambiar de disciplina. Las cuatro ruedas dan más seguridad...
Bendecido con un gran instito natural, el joven Fagioli participa en carreras de montaña y de coches deportivos, logrando en 1926 su primera victoria en el Premio Perugino.
En 1928 (o, según las fuentes, dos años más tarde) se le da la oportunidad de correr con el equipo Maserati en la "Targa Florio". Y, con ellos, más tarde ganaría la Coppa Ciano y el Circuito di Avellino.
En abril del siguiente año, junto a Louis Chiron y sus Bugatti Type 51, deciden participar en el GP de Mónaco, en la que sería una de las batallas más famosas del automovilismo. Chiron ganó, pero Fagioli mostró todas sus capacidades para la conducción en un coche particularmente rápido para las estrechas calles y curvas cerradas del Principado.



Fagioli conduciendo un Maserati 26M (1931)

En el Autodromo Nazionale di Monza, la cosa cambió y Fagioli venció, derrotando a Chiron, Achille Varzi y Tazio Nuvolari, entre otros.
También consiguió la victoria en el Grand Prix de Roma de 1932.


En 1933 Enzo Ferrari lo llama para formar parte de la Scuderia. En sólo tres meses, la serie de victorias conseguidas le da el título de campeón italiano. La gente lo aplaude y los periódicos se hacen eco de sus gestas. Su éxito hace que Mercedes le ofrezca un volante, lo que le hace renunciar a su colaboración con Ferrari.
Su decisión fue la correcta dados sus resultados con Mercedes, pero ya desde el principio la relación con el jefe de equipo, Alfred Neubauer, y sus compañeros fue de una dificultad extrema. En su primera carrera con las "flechas plateadas", con sus coches dominando, un furioso Fagioli abandona su vehículo después de recibir órdenes del equipo para que aguantase la segunda posición en la que estaba y no presionara a su compañero Manfred von Brauchitsch. A pesar de todo, Fagioli decide quedarse en en el equipo alemán, consiguiendo su segunda Coppa Acerbo consecutiva y conduciendo un Mercedes W25A, con Rudolf Caracciola como compañero, se adjudica su segundo campeonato italiano y la victoria en el GP de España celebrado en el circuito de Lasarte.


Fagioli conduciendo un Alfa P3 en el GP de Italia de 1933

En la temporada de 1935, Mercedes remodela el W25, consiguiendo con este la victoria en Mónaco, en el AVUS y en el GP Penya Rhin (Montjuïc, Barcelona).


El fuerte carácter de Fagioli lo lleva a un exceso de rivalidad con Caracciola, piloto alemán favorito en Mercedes, y finalmente decide abandonar el equipo al final de la temporada de 1936, fichando por Auto Union, donde su rivalidad con Caracciola sube de nivel y culmina en el GP de Trípoli, donde llega a agredirle físicamente.


Los problemas de salud, incluyendo reumatismo, pronto afectan al rendimiento de Luigi Fagioli. En la Coppa Acerbo necesita la ayuda de un bastón para andar. Decide abandonar temporalmente la competición. Y después, la Segunda Guerra Mundial propicia el parón de actividad.


No será hasta 1950, con 52 años, cuando Fagioli vuelve a la competición. Se trata de la temporada inaugural de una nueva competición: el Campeonato del Mundo de Formula 1. Formará parte del equipo de Alfa Romeo, conduciendo un Alfa 158, con el que consigue cinco podios en seis carreras (Indianápolis sería la séptima carrera, pero sólo participaron los pilotos de equipos estadounidenses), terminando tercero en una clasificación final liderada por Farina y Fangio (los tres pilotos de Alfa Romeo).




En 1951 sólo disputó un GP (el que sería el último de su carrera), el de Francia, en el que consiguió la victoria, ganando la distinción de ser la persona de más edad que lo ha conseguido jamás.
En 1952, Fagioli se une al equipo de Lancia y compite en la Mille Miglia, consiguiendo un tercer puesto que le sabe a gloria al acabar delante de su archi-rival Rudolf Caracciola.
El 31 de mayo de ese año, en unas prácticas durante el GP de Mónaco con un GT pierde el control de su vehículo en el túnel y choca contra una balaustrada de piedra. Las heridas internas que padece hacen que fallezca en el hospital tres semanas más tarde, el 20 de junio de 1952.


Busto de Luigi Fagioli en su localidad natal